¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Cookies de ALIA

En cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012, ajustado a la directiva 2009/136/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de noviembre de 2009, integrada en la la LSSI (Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico), ALIA informa:
Cómo utiliza ALIA las cookies
  • Una cookie es un pequeño fragmento de texto que los sitios web que visitas envían al navegador y que permite que el sitio web recuerde información sobre tu visita, como tu país de origen y otras opciones, lo que puede facilitar tu próxima visita y hacer que el sitio y tu navegación por el mismo te resulte mucho más útil. Las cookies desempeñan un papel muy importante, ya que sin ellas el uso de la Web sería una experiencia mucho más frustrante.
  • ALIA utiliza cookies con el fin de facilitar tu navegación. En concreto, por medio de estas cookies, podrá identificarte como usuario registrado cada vez que accedas al mismo, permitiéndose así el acceso y uso a las áreas o secciones, servicio y/o  funcionalidades del sitio web establecidas especialmente para este colectivo.
  • En ningún caso es posible asociar las cookies a tus datos personales concretos, ni identificarte a través de ellas. Además, te recordamos que como usuario tienes la posibilidad de desactivar las cookies cuando lo desees, a través de la configuración de tu navegador de Internet.
Al navegar por ALIA el usuario está aceptando que se puedan instalar cookies en su terminal y que nos permiten conocer la siguiente información:
  • El 'login' del usuario para mantener la sesión activa en la web.
En caso de bloquear el uso de 'cookies' en tu navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página web no estén disponibles.

Tipos de cookies utilizadas
  • Esta web utiliza tanto cookies temporales de sesión como cookies permanentes. Las cookies de sesión almacenan datos únicamente mientras el usuario accede a la web y las cookies permanentes almacenan los datos en el terminal para que sean accedidos y utilizados en más de una sesión.
  • En nuestra Política de Privacidad se explica cómo protegemos tu privacidad en lo que respecta al uso de las cookies y otra información.
  • Según la finalidad para la que se traten los datos obtenidos a través de las cookies, la web puede utilizar:
  • Cookies técnicas
  • Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de la página web o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a las partes web de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación y almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido.
¿Cómo administrar cookies en el navegador?
El usuario tiene la opción de permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en tu terminal. En algunos navegadores se pueden configurar reglas específicas para administrar 'cookies' por sitio web, lo que ofrece un control más preciso sobre la privacidad. Esto significa que se puede inhabilitar 'cookies' de todos los sitios salvo de aquellos en los que se confíe. En caso de duda y para ampliar información a este respecto, te recomendamos que consultes las distintas opciones que pudiesen encontrarse disponibles en el navegador de Internet que utilices para acceder a ALIA, como por ejemplo los navegadores Internet Explorer, Chrome, Firefox, Opera o Safari.

Si deseas obtener más información sobre las cookies y cómo desactivarlas, visita: http://www.aboutcookies.org
News

Su introducción en múltiples sectores tendrá un fuerte impacto en las cadenas de suministro futuras, pues podría modificar los procesos de diseño del producto, planificación, fabricación, almacenamiento y entrega, entre otros.

Miércoles, 4/09/2019 por CdS
 
Fabricacion 3D de UPS
 

La tecnología de impresión 3D podría acabar cambiando las reglas del juego de la logística, gracias a su potencial para mejorar la manera en la que las cadenas de suministro trabajan y se estructuran. Aunque de momento se utiliza fundamentalmente para realizar prototipos, se estima que en unos años, un 80% de la capacidad de impresión se dedicará a la fabricación de bienes terminados.

Tal y como explica un reciente estudio de Gartner Research que recoge el Zaragoza Logistics Center, este mercado podría llegar a los 400.000 millones de dólares en 2030, gracias a sectores como el de equipos y maquinaria, textil, mobiliario, joyería y juguetes, automoción, dispositivos médicos, minería y metalurgia, química, alta tecnología, o defensa.

A lo largo de 2019, se comprarán en total unos 5,6 millones de impresoras 3D, una cifra bastante superior a las 106.000 del año 2014. Su introducción en múltiples sectores tendrá un fuerte impacto en las cadenas de suministro futuras, pues podría modificar los procesos de diseño del producto, planificación, fabricación, almacenamiento y entrega, entre otros.

Cadenas menos complejas

No obstante, también ayudará a reducir la complejidad de las cadenas de suministro, permitiendo a las empresas ofrecer productos más elaborados y personalizados. Así, podría facilitar la transición hacia una estructura de distribución más repartida, con pequeñas instalaciones para la fabricación, más próximas a los consumidores, lo que reduciría los tiempos de entrega, los costes de transporte y las emisiones.

Además, los problemas de abastecimiento se reducirían, ya que los mismos productos podrían ser fabricados en múltiples zonas al mismo tiempo. Esto podría acabar con la tendencia actual a la deslocalización, contribuir a mejorar las economías locales y avanzar hacia un sistema de producción según la demanda, sin necesidad de almacenar grandes cantidades de producto.

La gestión del inventario también resultaría mucho menos compleja, pues se producirían lotes más pequeños de cada artículo, reduciéndose el riesgo de obsolescencia. También dejaría de ser un problema la producción de piezas de repuesto, que podría realizarse en la propia empresa afectada.

Cambios en la estructura del mercado

En cuanto a la estructura del mercado, con la impresión 3D disminuirán los costes iniciales de las fábricas y aumentarán sus posibilidades de crecimiento, tanto en términos de expansión geográfica como de capacidad. En este sentido, resulta más sencillo compartir licencias y códigos de determinados paquetes informáticos para empezar a imprimir en diferentes puntos que construir nuevas instalaciones con equipos de fabricación tradicionales.

Esto reducirá las barreras con las que se encuentran algunas empresas pequeñas que tratan de competir con actores más grandes, elevando el número de proveedores potenciales. También mejorará su capacidad de innovación, al poder experimentar rápidamente con nuevos prototipos e ideas sin necesidad de invertir en maquinaria, herramientas y componentes.

Por último, conviene resaltar que la impresión 3D es menos dañina que otras técnicas para el medio ambiente, al tener que usar menos materias primas en la producción y generar menos desechos. En esta línea, también contribuye a reducir las devoluciones, al poder desarrollarse productos personalizados.

Los principales problemas que se pueden encontrar en la actualidad para el desarrollo a gran escala de este tipo de fabricación residen en su gran gasto energético, los derechos de propiedad intelectual, el hecho de que sea imposible producir artículos de todos los tamaños, y el tiempo que se tarda en finalizar el proceso de impresión, superior al de la fabricación tradicional.

Copyright © ALIA
Plantilla original de MoJoomla modificada por Movilitas