¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Cookies de ALIA

En cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012, ajustado a la directiva 2009/136/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de noviembre de 2009, integrada en la la LSSI (Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico), ALIA informa:
Cómo utiliza ALIA las cookies
  • Una cookie es un pequeño fragmento de texto que los sitios web que visitas envían al navegador y que permite que el sitio web recuerde información sobre tu visita, como tu país de origen y otras opciones, lo que puede facilitar tu próxima visita y hacer que el sitio y tu navegación por el mismo te resulte mucho más útil. Las cookies desempeñan un papel muy importante, ya que sin ellas el uso de la Web sería una experiencia mucho más frustrante.
  • ALIA utiliza cookies con el fin de facilitar tu navegación. En concreto, por medio de estas cookies, podrá identificarte como usuario registrado cada vez que accedas al mismo, permitiéndose así el acceso y uso a las áreas o secciones, servicio y/o  funcionalidades del sitio web establecidas especialmente para este colectivo.
  • En ningún caso es posible asociar las cookies a tus datos personales concretos, ni identificarte a través de ellas. Además, te recordamos que como usuario tienes la posibilidad de desactivar las cookies cuando lo desees, a través de la configuración de tu navegador de Internet.
Al navegar por ALIA el usuario está aceptando que se puedan instalar cookies en su terminal y que nos permiten conocer la siguiente información:
  • El 'login' del usuario para mantener la sesión activa en la web.
En caso de bloquear el uso de 'cookies' en tu navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página web no estén disponibles.

Tipos de cookies utilizadas
  • Esta web utiliza tanto cookies temporales de sesión como cookies permanentes. Las cookies de sesión almacenan datos únicamente mientras el usuario accede a la web y las cookies permanentes almacenan los datos en el terminal para que sean accedidos y utilizados en más de una sesión.
  • En nuestra Política de Privacidad se explica cómo protegemos tu privacidad en lo que respecta al uso de las cookies y otra información.
  • Según la finalidad para la que se traten los datos obtenidos a través de las cookies, la web puede utilizar:
  • Cookies técnicas
  • Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de la página web o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a las partes web de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación y almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido.
¿Cómo administrar cookies en el navegador?
El usuario tiene la opción de permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en tu terminal. En algunos navegadores se pueden configurar reglas específicas para administrar 'cookies' por sitio web, lo que ofrece un control más preciso sobre la privacidad. Esto significa que se puede inhabilitar 'cookies' de todos los sitios salvo de aquellos en los que se confíe. En caso de duda y para ampliar información a este respecto, te recomendamos que consultes las distintas opciones que pudiesen encontrarse disponibles en el navegador de Internet que utilices para acceder a ALIA, como por ejemplo los navegadores Internet Explorer, Chrome, Firefox, Opera o Safari.

Si deseas obtener más información sobre las cookies y cómo desactivarlas, visita: http://www.aboutcookies.org

Infraestructuras en España: vías de mejora

Fuente: ABC ; Raúl Mínguez 

Actualizado:

«La internacionalización de la economía y de la empresa española requieren facilitar las conexiones con el resto del mundo, circunstancia muy relevante para el crecimiento de determinadas actividades en el contexto global»

La dotación de infraestructuras de la economía española ha mejorado sensiblemente en las últimas décadas. Desde hace varios años, España está en el top 10 mundial del ranking de infraestructuras del Índice de Competitividad Global (Foro Económico Mundial). Sin embargo, se detectan oportunidades de mejora que fortalecerían la competitividad y mejorarían el acceso a mercados internacionales, satisfaciendo simultáneamente las necesidades reales de los ciudadanos. En este sentido, hay que destacar la potencialidad del transporte ferroviario de mercancías, la mayor capacidad de absorción de los aeropuertos o el margen de mejora de las conexiones de transporte intermodal, especialmente en las conexiones ferro-portuarias.

España es un país periférico en el que se intensifica la necesidad de disponer de unas adecuadas infraestructuras de conexión con Europa. La internacionalización de la economía y de la empresa española requieren facilitar las conexiones con el resto del mundo, circunstancia muy relevante para el crecimiento de determinadas actividades en el contexto global (turismo, energía, buena parte de las actividades industriales...). La Península Ibérica sigue siendo una isla en Europa, por la existencia de barreras físicas que obstaculizan los transportes y las comunicaciones. Por ello, es preciso continuar mejorando las infraestructuras transfronterizas y las redes transeuropeas, con Francia en particular, dadas las limitaciones existentes en las vías terrestres. Especialmente los corredores de alta velocidad Atlántico-frontera francesa y Mediterráneo (Algeciras-frontera francesa) y otros como el del Sudoeste Ibérico.

Es importante exigir en el seno de la UE una acción coordinada y consensuada de inversiones en infraestructuras de transporte para alcanzar una comunicación efectiva y de calidad entre España y el conjunto del continente. En última instancia, completar las redes transeuropeas de transporte es todo un reto para la plena integración de la economía europea.

 

En cuanto a la red de trasporte de mercancías por ferrocarril, solo un pequeño porcentaje de las mercancías que se mueven en España se realiza por este medio, en comparación con otros países europeos en los que está más desarrollado. Independientemente de las ventajas medioambientales asociadas a una mayor implantación del transporte ferroviario de bienes, es una modalidad más competitiva en largo recorrido (su uso repercutiría favorablemente en el precio final de los productos). Sería necesario, por tanto, determinar la cuantía de las inversiones necesarias para que España pueda contar con una red ferroviaria de mercancías eficiente, mallada, que vertebre el conjunto del territorio, conectada a los puertos del Estado y que siga los estándares europeos para permitir la interconexión con la red paneuropea de mercancías.

Si hablamos de mantenimiento, una de las consecuencias principales derivadas del recorte presupuestario en infraestructuras ha sido el deterioro de muchas de ellas. Es imprescindible revertir esta situación de la manera más eficiente. Las partidas inversoras destinadas a mantenimiento y reparación deberían ir acompañadas del uso de las nuevas tecnologías (manejo de grandes cantidades de datos de cara al mantenimiento predictivo). Esta operativa requeriría de la implantación de tecnologías para monitorizar toda la información relativa al uso de las infraestructuras: flujo de vehículos por los distintos tramos de vías, rastreo de patrones de tráfico, número de accidentes y su causalidad, retrasos que se producen en la red de transporte público y motivos...

En el caso de las infraestructuras empresariales, hay que promover la confluencia de objetivos y estrategias entre empresas e instituciones en infraestructuras esenciales para sectores clave (comercio, agroalimentación, logística y, en especial, el turismo), en aras de su desarrollo sostenible. Es básico priorizar planes y actuaciones para atender las necesidades específicas de ámbitos fundamentales para el tejido empresarial, como las dotaciones más vinculadas a la internacionalización, la innovación, la sociedad de la información o la eficiencia energética. E implantar un programa de nuevas infraestructuras ligeras de carácter empresarial para las pymes gestionadas por la iniciativa privada (centros de comunicación, viveros empresariales, dársenas de transporte, etc.).

Otro aspecto clave es evitar trabas autonómicas y locales: suprimir obstáculos burocráticos y la complejidad legislativa en materia medioambiental o de otro tipo que alarguen innecesariamente plazos de ejecución de infraestructuras, así como su coste.

 

Copyright © ALIA
Plantilla original de MoJoomla modificada por Movilitas